Un encuentro con Howard Rheingold: la clave de las T está en la colaboración

Un instigador y provocador en línea, un innovador del arte, un fanático de la jardinería. Así se define en su perfil de twitter Howard Rheingold, pensador y escritor estadounidense, al que se le atribuye el concepto y teoría de las “comunidades virtuales” (virtual communities) y un visionario del poder de las redes sociales en línea antes de que existiera facebook y que él llama hoy las “multitudes inteligentes” (smart mobs).

Personalmente lo había leido hace unos 6 años atrás, cuando estaba empezando a mirar esto que nos pasaba al participar de espacios de conversación con otrxs en la red, por mi tesis de magister en aquel entonces. Su libro “La Comunidad Virtual” es como un clásico para todxs los que quieren estudiar los procesos de participación y los ciclos de vida de cualquier grupo o colectivo en la web, desde quienes todavía apuestan por los foros en linea a quienes administran listas y grupos de correo.

El estuvo de visita en Chile la semana pasada (la primera de septiembre), con su gran sombrero, con sus zapatillas pintadas artísticamente por él mismo (rheingoldiand art) y con una sonrisa y carácter muy afableHoward Rheingold, estuvo de visita en Chile, con su gran sombrero, con sus zapatillas pintadas artísticamente por él mismo (rheingoldiand art) y con una sonrisa y carácter muy afable, para participar en una de las últimas conferencias organizadas por el foro empresarial ICARE sobre innovación y emprendimiento. Vino a hablarle a nuestra elite sobre las oportunidades que da hoy la red de Internet para generar propuestas cada vez más colaborativas y crear nuevas apuestas como lo son wikipedia, facebook o el entorno que ha creado google.

Gracias a esta misma red en línea, los pasos de Rheingold fueron captados por nuestra reconocida bloguera (una verdadera conectora) Paloma Baytelman (siempre en la calle). Twitteando, twitteando, junto con Luis Ramírez, lo invitaron a juntarse con un grupo de personas que no eramos empresarios acaudalados, sino miembros de redes y grupos ciudadanos que estamos interesados en lo que potencia el acceso a las nuevas tecnologías.Y se entusiasmó!.

Nos juntamos con él un jueves (en casadecena) para conversar con él sobre lo que está haciendo él ahora y su visión de lo que ha pasado en los últimos años con todo este fenómeno de apropiación social y colectivo que hemos hecho de la red de Internet, mientras se comía un buen plato de cazuela de pollo y una empanada.  Y nos escuchó atentamente sobre lo que estábamos haciendo nosotrxs.

Durante la conversación habla de cómo la tecnología ha influenciado y ha cambiado la comunicación entre la gente y también el mismo concepto de comunicación. Explica los diferentes usos y posibilidades de las comunidades virtuales, wikies y blogs y cómo la gente los usa hoy en día para crear vínculos entre sus intereses, intenciones, proyectos y cómo la gente muestra sus personalidades en el contexto de relación de Internet. Pero él cree que Internet no es la única revolución tecnológica de la comunicación; también los teléfonos móviles se están instaurando con fuerza en la sociedad.

Rheingold es un pensador y escritor visionario y crítico del impacto de las tecnologías de información y comunicación, desde Internet al teléfono celular, porque ha sido de los primeros en remarcar que más que los cambios tecnológicos, lo que nos debe importar es su valor social y “los usos y las implicaciones sociales, culturales y políticas que las personas les damos a estas”.

Desde los años 80, sus libros y artículos nos han abierto al potencial de los ordenadores como amplificadores de la mente con Tools for Thought (1984) luego con Realidad virtual (1991), al mundo de la experiencia artificial, y el ´ 93 se convirtió en un clásico cuando publicó el libro “La comunidad virtual” , donde dio cuenta de su propia experiencia participando en red, con un grupo de personas (casi como tus vecinos) con intereses comunes con la idea de conversar y hacer que algunas cosas pasaran. El mensaje detrás era, que este uso iba a hacer una de las principales ventajas de una red como Internet: una plataforma abierta para movilizar y coordinar a personas que, ya sea estando muy cerca (un vecindario) o muy lejos (en distintos continentes), podían conformar grupos de interés común (con un objetivo común muchas veces) y sostener conversaciones estratégicas a través de un sistema de comunicación mediado por una computadora, para hacer que algunas cosas pasaran en la realidad.

En el 2002, el buen observador que es dio cuenta de cómo el acceso y uso masivo de las tecnologías móviles como el teléfono celular (lejos las tecnologías más masivas en el mundo), permitía que ocurrieran coordinaciones ciudadanas y colectivas como las manifestaciones con la reunión de la Organización del Comercio en Seattle, las acciones en la red de miles de ciudadanos españoles después de la tragedia del M-11 que llamaban a no votar nuevamente por el candidato Aznar. Era Smart Mobs o en su traducción al castellano: “Multitudes Inteligentes”. Y que hoy funciona como una comunidad co-colaborativa.

En su presentación ante la audiencia ICARE tambíén les habló de un caso chileno que él no conocía, y que se llevó en su bitácora de viaje: el movimiento o la revolución de los pingüinos en el 2006 al organizarse y coordinarse haciendo un uso intensivo de celulares, blogs y mensajes de texto.

“Las redes telefónicas inalámbricas y los sistemas informáticos accesibles para cualquier usuario constituyen, junto con las personas, un potencial inmenso (para bien y para mal), comparable al de la imprenta o el alfabeto. Con toda probabilidad no serán pacíficas o democráticas todas las movilizaciones políticas futuras organizadas por Internet y teléfono móvil. El motivo de esperanza más pragmático es que el nuevo régimen tecnosocial —los medios, el modo en que se utilizan, las instituciones que surgen y las que caen derrocadas— es todavía joven”, nos dice Rheingold.

Precisamente porque está todo por venir y comprender, su foco de mayor atención hoy es el puente entre lo que puede hacer la educación en el área de potenciar la apropiación social de estos medios y redes.

Es profesor de dos cátedras de las Universidades de Stanford (sobre periodismo digital) y Berkeley (sobre social/community media), está trabajando en modelos de salas de clases en línea con uso de herramientas web 2.0, programas de código abierto y generación del conocimiento de manera totalmente co-colaborativa entre sus estudiantes.

Esa pequeña e intrincada palabrita: co- colaboración es clave. Y tabién el espíritu que nos mostró él de no poder nunca la capacidad para crear y recrear esta red en la que todxs participamos y que mantenemos viva.

Estuvieron en la reunión: Paloma, Luis, varios miembros de la comunidad bloguera como Roberto Arancibia (de El Mundo Sigue Ahi), Ignacio Rodríguez (de canal.cl), Darcy Vergara, y de la red de ciudadanía digital: campaña un computador por niñx, comunidad educalibre, liberación digital y centro de software libre  : Pedro Huichalaf, Cristián Sepúlveda y Alejandro Fuentes.

Para saber más y conocer más las apuestas rheingoldianas te recomendamos visitar (están en idioma inglés):

Su web: www.rheingold.com
Su vlog: http://vlog.rheingold.com
La comunidad Smart Mobs/Multitudes Inteligentes: www.smartmobs.com
Más de su visita a Chile en el blog de Paloma Baytelman: http://blog.paloma.cl
Una presentación en vivo sobre su visión sobre las nuevas formas de colaboración en línea web TED (un sitio donde acceder a presentadores que comparten grandes ideas)
http://www.ted.com/index.php/talks/howard_rheingold_on_collaboration.htm…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s