::en materia de TIC y conectados/as: menos T y más C

Mientras pongo al día como corresponde este blog (lo prometo) ….les comparto unos posts de esos reflexivos q se le ocurren a uno.

Está posteado en la web de Creatika con  la idea era que hablará un poco sobre la responsabilidad social asociada al mundo de las TIC y de las webs, de los blogs ..:-0

No era fácil ..pero acá va..//

En los últimos meses, más de algunx de uds habrá tenido el mismo dilema que me pasó a mi: de qué me desconecto? Soy multitask, es cierto, pero es difícil mantener un cierto nivel de coherencia entre estar siempre conectada en el msn, el gtalk, twitter (mi último ámbito de experimentación), el gmail y el mail de mi oficina y trabajo, el skype ..y por supuesto, facebook, sin contar el blog, el celular prendido y el teléfono (y eso que no tengo blackberry).

Claro, para nosotrxs, todavía un privilegiado grupo de chilenxs que puede usar esta variedad de opciones de acceso a la comunicación on line, son una tentación a veces irresistible que vamos dejando entrar en nuestras cotidianeidades. Sabemos que son tendencias que se están probando en nuestras prácticas diarias en la búsqueda de los mejores sistemas y medios de acceso a la información y de comunicación “realmente interactiva y en tiempo real”. Y seremos nosotrxs quienes las validamos y las hacemos populares.

Y ahí viene mi pregunta. ¿Para qué y con qué visión ampliamos esto a lo que queremos de un Chile Digital y muy conectado?

Respuestas habrán muchas. Y la invitación acá es cómo las miramos con un poco más de sentido y responsabilidad social (yeap)

Lo primero, es comprender que el tema de las TIC y los nuevos medios no sólo son un tema catalogable en el tag “tecnología” sino que también implican hablar de política, de desarrollo social, cultural, económico, educación, comunicación y democracia.

Hace dos años, el Informe de Desarrollo Humano de Chile 2006 , preparado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), estuvo dedicado enteramente a entregar una primera radiografía sobre la instalación, usos e impactos de las llamadas TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) en el país. La encuesta realizada por el estudio tiene como principal resultado la figura de 50% de chilenxs, no se sentía “dentro” de esta “revolución”. Y aún más, se generaba la propuesta de una nueva forma de entendernos entre los e-conectadxs y los e-excluidxs.

¿Cómo entender esto, cuando hacía 6 años atrás, el año 2000 el presidente Lagos marcaba un discurso de cuenta anual histórico para quienes seguimos estos temas y llegamos a contar en sus palabras hasta 21 veces la palabra que apostaba por Internet y Nuevas Tecnologías y ponía como desafíos hacia un Chile Digital en el siglo XXI?

Ochos años después, escuchamos a la presidenta Bachelet con cero anuncio en el tema, a pesar de haber lanzado recientemente la nueva Estrategia Digital 2007 y 2012 con 25 iniciativas en su plan de acción, y donde la única mención fue casi una petición de disculpas por no apostar aún a la meta de un computador por niñ@. (Luego se supo además que el premio de entregar un pc a los 30 mil niñ@s de familias más pobres pero con buen rendimiento escolar, suponía el sistema de entrega de un vale de aprox USD500 para canje de un modelo de multitienda).

Todo este contexto sociopolítico, más que desanimarnos debe re encantarnos.  Hay que pasar del foco de las TIC centrada en la T (la tecnología como el tarro y las redes) a la C (de la comunicación y sus posibilidades).

Webprendedores y empresarios de las TIC, tienen el desafío de seguir apostando por la creación de tecnologías, programas, aplicaciones y software apostando no sólo por el copy right sino que especialmente por el desarrollo del open source y software libre (si, como industria). Una forma de potenciar tanto el emprendimiento nacional. También usando la perspectiva de la localización. O sea, no sólo adaptando esa tecnología a las necesidades de ..,sino que siendo capaces de tomar en cuenta las características socioculturales de quienes tienen esas demandas. La lengua, el género, la posición sociodemográfica. De esta manera, por ejemplo, se pueden avanzar en el desarrollo de plataformas multimedias y digitales desarrollados para las comunidades indígenas, para mujeres microemprendedoras, para nuestrxs campesinos ..y sobre todo para las personas con distintos grados de discapacidad visual y física.

Hasta ahora, por ejemplo, ¿cuántas web y portales cumplen estándares mínimos de accesibilidad para personas con discapacidad visual?

De parte de la comunidad de generadores de contenidos y propuestas de medios de comunicación digital, desde medios ciudadanos, bloguer@s a radios on line , la principal apuesta está en la diversidad, variedad y calidad de esos contenidos. Más que nunca hoy el problema es que somos much@s los que producimos información; por lo tanto, el desafío es hacerla crecer con criterios que permitan que no se genere un efecto de saturación, frustación o desilusión (porque la promesa de nuestra web no es lo que creía nuestro visitante, porque el blog no está actualizado o porque la web no funciona simplemente en todos los navegadores).

Si generamos contenidos, el principal desafío es potenciar la calidad y el hacernos responsables de esos contenidos.

La apuesta, sería a que cada uno de nosotr@s sea un nodo de acceso a la información y comunicación que aporte a la red y que no la obstruya. Y eso ocurre, cuando estos distintos puntos del todo, conversa entre sí y se potencia entre sí. Eso, era la idea de la “webness” o la idea de que la red de Internet es la suma de esos cerebros e inteligencias en conexión.

Para l@s educadores conectados y entusiasmados con Internet y con el aporte de la tecnología multimedia, los desafíos son por cierto ir más allá de lo que propuso el Programa Enlaces. No sólo el acceso al computador en el laboratorio de computación del liceo o escuela, sino que sobre todo la oportunidad de acceder a nuevas formas de educar y comunicar en la sala de clases, de fomentar la comunicación con y entre l@s niñ@s y jóvenes, nuevas formas de potenciar las lógicas de estudio, de fomentar la curiosidad, la búsqueda de soluciones, de razonar problemas y potenciar el acceso a recursos y materiales educativos libres, incluso creados en un sistema abierto y colaborativo entre ell@s y l@s profesores.

Para los gestores y creadores de arte y cultura, la visión debe ser usar los medios digitales y las TIC más allá de la idea de “digitalizar” el patrimonio enclaustrándolo ya no en hojas de papel, pero si en una plataforma en la que no se puede hacer nada más que ser “usuari@s” de ella.

La apuesta que están haciendo las licencias de Creative Commons para potenciar el acceso a la información, conocimiento y cultura libre. Sin negar el derecho propio que tienen creador@s de la autoría de sus obras, Netlabels (sellos virtuales) como Pueblo Nuevo y otros, que ya entendieron que hay otras opciones de “hacer negocio” con su música, dejando de lado el modelo de los sellos discográficos, permitiendo la libre descarga de música de sus seguidores.

Se me ocurren más ideas, pero creo que está bien dejar hasta aquí este post.

Quizás lo último, sería decir que nada de esto puede seguir ocurriendo sin que esta comunidad de ciudadan@s digitales que somos, no asumimos la responsabilidad social que nos corresponde: de control con las promesas que los gobiernos hacen a través de las políticas y programas públicos, de control y denuncia con las empresas dominantes del mercado que nos dan acceso a la conectividad y los servicios básicos de telecomunicaciones, de propuesta con los representantes parlamentarios que pueden sancionar leyes y un marco regulatorio que ayude a innovar y modernizar en la materia en temas como protección de datos personales o el derecho a la propiedad.

Esa es la tarea que han estado asumiendo poco a poco grupos de trabajo y organizaciones como la Asociación de Telecentros Comunitarios (ATACH) que apuesta por el derecho al acceso comunitario y público a las TIC, la ONG Derechos Digitales, que promueve y realizar propuestas para modernizar nuestra legislación; la comunidad Educalibre, que potencia el lazo entre la educación y el uso de las tecnologías y recursos educativos libres; el Centro de Software Libre, que promueve el impulso a una industria de emprendimiento en la línea del open source; la Campaña Un Computador por Niñ@ que insiste en la meta de que cada niñ@ chilen@ tenga acceso a un computador de bajo costo; el grupo Mujeres en Conexión- Chile, que promueve los temas de género, inclusión social y derechos ciudadan@s en el desarrollo de iniciativas y proyectos TIC; Liberación Digital, que nace de la denuncia del acuerdo Microsoft –Gbo de Chile y que hoy busca potenciar distintos temas en pro del desarrollo digital. Estas comunidades están apostando por la conformación de una red de organizaciones ciudadanas digitales

De cómo sigue esta historia…será tema de otro post.

// el original está acá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s